Pulsadores

En una instalación nos podemos encontrar con pulsadores convencionales o capacitivos. Para la instalación de los convencionales, hay que instalar detrás de cada pulsador y/o interruptor, una pastilla que nos convertirá la señal del pulsador en señal KNX.

Encontramos varios tipos de pulsadores capacitivos, de diferentes formas, colores y con diferentes zonas de pulsación. Cada zona se programa para generar una orden específica, se puede programar y reprogramar las veces que sea necesario según cambien nuestras necesidades.

Gran parte de ellos tienen sensores de temperatura y, algunos, disponen de pantalla para mostrar todo tipo de información.